QUIERO VENDER EN INTERNET

By in
71
QUIERO VENDER EN INTERNET

Muchas empresas y comercios sienten la necesidad de embarcarse en el comercio electrónico porque comprenden que es un tren que se les puede escapar, pero sabemos cómo hacer que eso no sea así…

Lo primero que debemos pensar antes de lanzarnos a contratar el desarrollo de una plataforma de comercio electrónico y, que a la larga, puede ser la clave de acertar en nuestra estrategia es: ¿A quién quiero vender y qué producto o servicio puedo ofrecer que sea competitivo?

Veamos en detalle ambas cuestiones que son de vital importancia al definir nuestra estrategia de venta online:

¿A quién quiero vender?

La primera gran clave, a qué público quiero llegar. Pero no sólo a quién quiero llegar, sino a quién puedo llegar. Uno de los errores comunes en el diseño de una estrategia de venta online es pensar que podemos llegar a todas partes y a todos los clientes potenciales, sin tener en cuenta nuestra capacidad de logística, nuestra capacidad de inversión en posicionamiento y promoción y sobre todo la competitividad de nuestro producto.

Cada vez más empresas y comercios enfocan sus plataformas de venta online a fidelizar y reforzar a sus clientes actuales, así como, utilizarlos como reclamo de nuevos, que lanzarse a una captación masiva de nuevos clientes que además de costosa puede ser estéril, porque sólo atraeremos a los “clientes oferta”, que son aquellos que accederán a nuestra tienda on line a comprar sólo la oferta o la promoción que lanzamos.

Uno de los ejercicios más inteligentes en esta cuestión es ser humilde en nuestros objetivos y asentar de forma sólida nuestra plataforma con una gestión adecuada de las herramientas de fidelización de clientes (mailing, promos, códigos fidelización), más que conseguir muchos “clientes oferta”, que son importantes, pero que no nos van a aportar un flujo continuo de ventas.

¿Qué quiero y debo vender?

La segunda gran clave es saber definir qué productos o servicios quiero, puedo y debo vender, porque la venta presencial no es la misma que la venta online. Es mejor seleccionar productos atrayentes y competitivos, que llenar nuestra plataforma con cientos de referencias.

Para que lo veamos más claro, pongamos un ejemplo: una carnicería que vende fresco y embutido en su tienda física, debe ofrecer lo mismo en su tienda online? Pues no, en la plataforma online debe ofrecer productos ya definidos, es decir, no es recomendable vender al peso, sino ofrecer piezas por unidades con un precio cerrado y un peso aproximado, evitamos complejidad en la compra por parte del cliente, costes de preparación del pedido por parte del comercio y una plataforma de venta online que contenga ese sistema (nos encarece el desarrollo).

En resumen, antes de lanzarnos a desarrollar nuestra plataforma de venta, debemos coger un papel y definir estos parámetros que hacen focalizar nuestro esfuerzo posterior de dar a conocer nuestra plataforma.